Concurso de microrrelatos

Fundación Pública Gallega Camilo José Cela

Llueve mansamente y sin parar, llueve sin ganas pero con una infinita paciencia, como toda la vida...

Entrega de premios

Este sábado, 28 de junio, a las 12:00 h., celebramos la entrega de premios en el Salón Ámbito Cultural, en la planta baja del Centro Comercial Compostela. ¡Te esperamos!

Si quieres conocer los premiados consulta el fallo del jurado.

Se ha publicado

LOS PARAGUAS

JOAN TOMÀS SEMENTÉ

Votaciones anónimas: 16,90 puntos totales con un total de 16 votos
Votaciones de autores: 1,90 puntos totales con un total de 6 votos

Llueve mansamente y sin parar, llueve sin ganas pero con una infinita paciencia, como toda la vida, oxidando la mañana al compás de una pieza lenta y cadenciosa.

Apenas puedo ver nada, con ese vaho que me empaña el alma.

-Es la humedad- me comenta el psiquiatra (a quien, por cierto, hace meses que no veo), y yo asiento, distraído, mientras me resguardo del ábrego otoñal levantando las solapas de mi abrigo.

Dos paraguas se han detenido para charlar; otro ha cambiado sutilmente de trayectoria, como si pretendiera engañarme. El resto sigue avanzando hacia mí, a saber con qué viles intenciones. Figuras negras, amenazantes, con varillas hipnóticas que pueden alterar la mente y los sentidos.

Discretamente y con naturalidad voy deslizando mi mano derecha en el bolsillo.

Dios sabe que nunca le he hecho daño a nadie, pero cuando no hay escapatoria, solo me reconforta sentir entre los dedos ese tacto metálico, frío, protector...

Los microrrelatos admitidos

Se ha publicado

Huesos que suspiran y segregan.

Guillermina Torresi

... . Llueve hoy anunciando que seguirá mañana, augurando más horas de pies congelados y hambrientos, adivinando el delirio que supone esperar el calor que la calle no te presta. El suelo está lleno de charcos oscuros que permanecen en silencio durante toda la madrugada; no...
Se ha publicado

SALITRE EN LA MEMORIA

Asun Gárate Iguarán

... . Y el viejo solitario, de pie en el malecón, se deja empapar hasta los huesos. Hace meses que comenzó a olvidar fragmentos de su antigua época de pescador y desde entonces siente que va a la deriva, náufrago de sí mismo tras una galerna, hacia alguna isla perdida más...
Se ha publicado

Urna de emociones.

Anjali Kristina Mendoza Camacho

... ... Estaba sentada al frente de mi computador, la luz de la pantalla alumbraba mi rostro, me sentía vacía, sin poder expresar mis sentimientos a través de la escritura, el arrullo de la lluvia me acobijaba pues me sentía impotente, con ganas de abrirle mi corazón al...
Se ha publicado

Mi querido Rafael

Natalia Escarabajal Pérez

... imaginé que llovería entre sus sábanas. Me levanto y sonrío. Camino hacia la cocina y me tomo un buen desayuno de arándanos y tostadas con miel. También le preparo su almuerzo preferido. Cojo el autobús hasta la última parada. Le escribo por el camino una de mis...
Se ha publicado

Un Pueblo

Sara Cortés Cortés

... . Y aunque llueve, un niño juega con su pelota por las calles empedradas. Y a buen recaudo se encuentra El Moreno, que ha venido baldado del campo, tumbado en su sofá cuando le rompen la ventana con la pelota. Y aunque da gritos, su mujer no le oye porque ha salido a...
Se ha publicado

Re-cordis

Paloma Jurado Mc Allister

... . Y aún así el recuerdo no se ahoga, no termina de lavarse el resto. No hay nada más resistente que el polvo argentado que desprenden los cuerpos de dos amantes. Sin saberlo fue lo que nos pasó cuando estuvimos aquí tú y yo, cuando, secretamente, juntos nos...
Se ha publicado

Inevitable, a pesar de la lluvia.

Fernando Aquino

... , como lo inevitable. Como el destino, el neocortex, el orgullo, los domingos o el perro de tu vecina ladrando a deshoras; inevitable es que algún día nos acaricie Tánatos. Inevitable es la risa, el entregarse al calor de los amaneceres y ocasos en sus parpadeos o...
Se ha publicado

Teorema del olvido

José Manuel Enríquez Martínez

... ... Y qué, nunca me han gustado los sobresaltos. El rítmico golpeteo de las gotas sobre el cristal, y su mansa mirada, apuntalan mi atonía. Ya hace cinco años, quizás seis… no lo sé. Fue al llegar a casa, un día más a la misma hora de siempre, pero con distinto...
Se ha publicado

Camila espera.

Wilson Roberto Villalba Arévalos

... , la vida que existe en largos remansos de días, la vida que prevalece, la vida que falla. Camila Cabo de Vila cuenta los minutos y trata de acumularlos. Tiene la esperanza de que devengan en horas y las horas devengan en días y que estos produzcan la cuenta correcta....
Se ha publicado

El soldado

Carlos Robledo García

... . Él, agazapado tras la ventana, con una timidez inusitada, mira las finas gotas a través de la luz que proyecta la farola apostada delante del granero. Aunque no los ve, él sabe que están ahí, esperando su momento. Ellos, que temen las palabras y que defienden el...
Se ha publicado

¿Tendrán razón?

Alejandra Riveiro Delgado

... . No llueve demasiado fuerte y las gotas de lluvia son finísimas pero persistentes. No creo que sea necesario abrir el paraguas. Ni siquiera me voy a molestar en ponerme la capucha. Acabo de llegar a casa y estoy empapado. Mis padres me dijeron que esa llovizna molesta se...
Se ha publicado

1987

Nieves Uribe Recio.

... . Observaba fijamente a través de la ventana las ramas de los árboles jugando con el viento, mientras lloviznaba ligeramente y casi se cernía la noche ya sobre aquella tarde, sin duda, el otoño había llegado de golpe y con él, el frío y la incertidumbre. -¿Cómo...
Se ha publicado

La vida de la tierra

Laura Ramos

... , y qué vida esta. La vida de la tierra siempre esperando semilla, sol o lluvia para poder ser algo más que ella misma, que ella sola. Oscurece antes cuando llueve. Escucho un invisible desacierto en la puerta. Se sabe realmente qué se siente por alguien al oír su...
Se ha publicado

COMO TODA LA VIDA…

Carlos Sebastiano Serlio

... ... Llueve frente a los apóstoles y los demonios, ante una extraña normalidad que me engaña con su significado. El mundo es un error incomprensible. Solo nos deja soñar provisionalmente, para luego devorarnos en la imposibilidad del absurdo. Ya no me importa la...
Se ha publicado

Luce el sol

DANIEL RODRÍGUEZ RUIZ DE VILLA

... . Pero en mi corazón luce el sol.
Se ha publicado

Para ti, hijo del mar

Sophie Diana Harris

... . No ha sido sencilla la decisión de escribirte esta carta. Todos mis instintos gritan auxilio por la idiotez que cometo al plantar tinta en esta página. Pero será solo a ti a quien revele lo que tanto he escondido, lo que poco a poco me ha deteriorado, lo que ha...
Se ha publicado

SIN LUGAR QUE ALBERGAR

S. María Rodríguez Huerta

... Como toda la vida de un campesino bajo un señor feudal. Como toda la vida de un corazón triste y sin lugar que albergar. Llueve siempre igual.
Se ha publicado

FOLÍA PARA UN DÍA DE LLUVIA

MIGUEL BATALLA LISTE

... . Todo está mojado y no parece que pueda llegar a ser de otra manera. El muchacho recién llegado a la ciudad se paseaba por el muelle, observando el ruido que hacía aquel majestuoso puente de acero que conectaba las dos orillas de la ría y, en lontananza, las montañas...
Se ha publicado

SIEMPRE IGUAL

María I. Huerta Viesca

... . Llueve siempre igual. Igual, desde el día en que morí.
Se ha publicado

El olor de la naturaleza

Irene Belloso Zazo

... . Esa tarde estaba lloviendo con muchas ganas, pero ¿por qué llueve tanto?, me pregunté, estuve pensando hasta que lo supe, es porque las plantas, los árboles y la hierba lo necesitan. Es muy bonito ver cómo florecen las ramas de los árboles y crece la hierba. Cuando...
Se ha publicado

Me voy a todas partes

María del Camino Viana García

... . Y mientras en Galicia, como toda la vida, las nubes lloran sobre las calles mojadas, el mundo se desploma. Dicen que está la cosa muy mal, con los recortes, las listas de espera para el quirófano, la corrupción; que ya la guerra devastó todo una vez. Yo no digo que...
Se ha publicado

De mi otoño a tus lluvias

Marisa Bermúdez Malagón

... … Como los recuerdos que anegan mi corazón, cada día. Recuerdos de octubres cálidos y aterciopelados, cuando el otoño ofrece su amarillo más dorado a los macizos y desnuda las ramas a los Plátanos de sombra, cuyas hojas, ocres y rojizas, tapizan el suelo....
Se ha publicado

La canción del Sol

Algi Ocando Briceño

... Las calles totalmente desoladas prestan ahora una imagen limpia y clara. La luz del atardecer se cuela entre los edificios, majestuosas montañas artificiales de esta selva arquitectónica. Faltas de rutina y ajetreo, las avenidas añoran el movimiento apresurado, el...
Se ha publicado

Rutina

Susana Revuelta Sagastizábal

... . Olvidadas por las habitaciones de la vivienda de Félix y Ángela, docenas de palanganas rebosan llenas de agua, un agua al principio clara y escasa, casi imperceptible, que con el paso del tiempo ha comenzado a derramarse por los bordes creando canales y ríos, estanques...
Se ha publicado

El cambio

Álvaro Gómez

... , esa vida que simplemente pasa, sin el más mínimo temor por no avanzar lo suficientemente rápido, sin el temor de que el final llega antes cuanto más lento te mueves. El tiempo no da tregua pero no importa, cada uno en su mundo vive con su propia tempestad interior,...
Se ha publicado

El amor de mi vida

Nerea Saura Espitia

... y yo mirando por la ventana, sin ganas de jugar, pensaba en esa persona tan especial que estaba cerca de mí en mis pensamientos y lejos de mi cuerpo, separado por ese gran océano y países que no conozco, pero por los que mi mente viaja imaginando cosas hermosas, lugares...
Se ha publicado

Brilla

Manuel Quintana Barreiro

... , gota tras gota, llanto tras llanto. ¿Acaso no sabes que si no te secas las lágrimas estas ahogarán tus sueños y no podrás ver tus propias estrellas?
Se ha publicado

El café

Jorge González Garrido

... .Miles de gotas se estrellan sin fuerza contra los ventanales del café donde ellos tejieron sus primeros encuentros, en la mesa que siempre los acoge, durante horas, antes de encaminarse juntos hacia el metro. Pero hoy es diferente, ella hace ya media hora que habla,...
Se ha publicado

EL CAMINO DESCENDENTE

Alcides Rojas Gil

... . El cielo se diluye. Ellos se sientan frente a sus casas a contemplar la calle anegada con ojos extraviados. La garúa es visible en el halo de las lámparas. —El cielo llora. La noche es más noche cerrada de luto. Mira al compadre, se va. —Tanto luchar para hacer...
Se ha publicado

Don Xenén

Miguel Monferrer Salas

... ; tras los ventanales Xenén Martín, don Xenén, que así solían llamarlo, transitaba absorto por sus recuerdos. Hacía ya varios años que el viejo marino había amarrado su vida al duro puerto de la indiferencia. Don Xenén se había bebido de un sorbo su niñez sin...
Se ha publicado

Efímero

Victoria Alonso Marco

... que, a veces, nos regala pequeños y extraños momentos. Caminan bajo la fina llovizna de aquella noche de invierno, están bajo el mismo cielo nublado, andan sobre las calles de la misma ciudad, pero sus caminos son muy distintos. Ella va con prisa, sus pasos son...
Se ha publicado

La estrategia perdida

Horacio Bracho Montañez

... . Llueven las mismas gotas de años atrás, como un viejo recuerdo, como un martilleo de mis pensamientos. Pero en este momento te odio más que nunca. Te odio por dejarme solo, te odio por tu egoísmo, te odio porque no pensaste en mí, te odio porque ya no estás y...
Se ha publicado

COMO TODA LA VIDA

MANUEL RAMÓN MOYA BASCUÑANA

... . Llueve con premeditación y alevosía, mientras Expósito Cienfuegos se pregunta por qué tantos años después Indalecia Iglesias le ha dado con la puerta en las narices, precisamente hoy que llueve mansamente, sin parar, sin ganas y con una paciencia infinita. No...
Se ha publicado

Sin ti

Yanina Meirelles La Greca

... , como su ausencia. Haberlo esperado tanto para que dure tan poco. Desde la ventana de la casa que construimos juntos veo un pájaro libre parado sobre el cableado. Tiene las plumas mojadas, está acurrucado, y elige quedarse, como yo.
Se ha publicado

LLUEVEN HISTORIAS

Emilio Pulido Fraiz

... … Veo a la gente observar la lluvia, cual si fuera tan solo un conjunto de gotas cuyas diferencias fueran imperceptibles. ¡Qué ilusos! Yo, sin embargo, miro la lluvia como inseparable amiga que me resulta. Me siento como esas aburridas personas que tienen como afición...
Se ha publicado

La lluvia eterna

Jordi de Miguel Arto

... . Es un chirimiri blando, incapaz de acabar con el insoportable bochorno que atenaza a la ciudad y que apenas puede aspirar a disimularlo un poco, del mismo modo que las palabras son incapaces de modificar los actos de los hombres y sólo pueden maquillarlos tenuemente; del...
Se ha publicado

Alturas de escampar

Fernando Pérez Villalba

... . Eso me dio esperanzas. Pensé en el aeropuerto cerrado, sin visibilidad. Pero el avión sale igual. El estruendo estruja espaldas contra asientos oscilantes. Parecen indecisos entre resistir o quebrarse y soltarte a tu suerte. Despegamos. ¿O es la tierra que te...
Se ha publicado

Un suceso inesperado

Lidia Cambón Cancio

... . En aquella blanca camilla y con las máquinas pegadas a mi cuerpo como desde hace un par de semanas, mi único entretenimiento era escuchar, con total silencio, las gotas chocar contra el cristal que formaban una extraña melodía. El sueño me invadía lentamente a...
Se ha publicado

Los descuidos del paladar.

Oscar Royo Royo

... , llueve y el agua empapa lentamente las calles del pueblo. Durante toda la tarde, un rumor de comadres ha ido calando bajo aleros y soportales. De boca en boca, se ha filtrado en los mentideros que la cocinera del hostal lleva llorando una semana entera, día y noche, sin...
Se ha publicado

Asiento de ventana

Lourdes Walls Laguarda

... . Estoy en nuestra recámara, hecho un ovillo en el asiento de ventana. Afuera, el cielo no acepta tregua; adentro, te veo dormir. Me gusta espiarte cuando estás así, tranquila, cuando tu cabello cae en cascada sobre la almohada, la curva de tu cintura se profundiza y tus...
Se ha publicado

Las gotas de lluvia hacen la tormenta

Alba Isabel González García

... , el tiempo discurre lentamente en apariencia, pero veloz y sin pausa en realidad. El segundero del reloj de la plaza, a lo lejos, marca un ritmo constante, el minutero avanza sin pausa, las horas se suceden unas tras otras…y aun así, yo sigo sentada en el banco,...
Se ha publicado

ETERNO

Cándido Macarro Rodríguez

... , como todas mis vidas condensadas en esta inmortal aunque inmoral existencia. Quizás sea la lluvia la que tiñe mi alma de azul, la que me inunda de una tristeza recóndita y perenne. Quizás no. Mi pena es mucho más profunda, bien arraigada en cada rincón de mi...
Se ha publicado

UN ÁNGEL, DECÍA MAMÁ

ROSI SERRANO ROMERO

... . Mamá se paró delante de un panteón cerca del muro que delimitaba el cementerio, sobre la losa había ramos de flores parcialmente cubiertos por hojas secas. Era la primera vez que la acompañaba. Mamá se apresuró a retirarlos y poner otras flores frescas de pie,...
Se ha publicado

Va que se mata (anécdota real)

Luis Javier García Gómez

... . Así comenzaba la novela que yo llevaba debajo del brazo para que me la firmara Camilo José Cela en persona. Había venido a Logroño para participar en el centenario de unas bodegas y en su charla dijo que hay que ser muy moderados con el vino, que solo hay que...
Se ha publicado

MI HERMANA Y YO

Sergio Belloso Zazo

... . Una mañana temprano, nos levantamos con las ganas de ver el sol, pero no fue así. Nos llevamos un gran disgusto al ver que llovía, mi hermana y yo deseábamos jugar, pero no nos dejaban salir a la calle. En casa nos aburríamos, entonces tuvimos una gran idea, porque...
Se ha publicado

La mansa traición del agua.

JOSÉ ÁNGEL CASAS BARRIGÓN

... , como Benicia en su oficio de maestra. Ante la lluvia perenne, ha decidido que los niños no salgan al patio en el recreo, que las mojaduras son traicioneras y en dos días la gripe ha causado la baja de tres alumnos. Pero los niños se rebelan. No quieren leer cuentos....
Se ha publicado

Tic, tac.

Lara Pulido Fraiz

... , y así, gota a gota, lágrima a lágrima, sus ojos se vacían durante los pocos segundos que le quedan. Si no fuera por el constante tintineo de la máquina, se podría pensar que su corazón dejó ya de latir. Más y más lágrimas se desplazan por sus mejillas,...
Se ha publicado

Papiroflexia

Luz María Darriba Magadán (LUZ DARRIBA)

... , cada día igual al anterior. Seguidilla de hastío que se traduce en esperar el tiempo de descuento para apuntar directo al arco y rezar por que la suerte no mire, como siempre, hacia otro lado. Afuera, celebran las fiestas del pueblo. Más por costumbre y deseo de...
Se ha publicado

DOS BALAS

Jesús Morata Moya

... ,y Lázaro contempla la lluvia como si nunca hubiera visto llover. La ventana es un charco vertical, una catarata permanente que emborrona los recuerdos. Salió esta mañana temprano. Al principio los minutos se le hacían horas, pero conforme pasa el tiempo se van...
Se ha publicado

LA CARTA

José Luis García-Baquero Faustero

... . Juana está nerviosa, mira por la ventana, tras los cristales, pero no ve nada. ¡Por fin! Llaman a la puerta y el cartero le entrega una carta. Pasó el tiempo. Juana de frente pequeña y suave, era la más distraída del grupo, en realidad la menos molesta. La...
Se ha publicado

LOS CHICOS DEL CORO

Mª CARMEN SANJURJO JUL

... , Lucía sube las escaleras del coro de la vieja iglesia parroquial. Cada martes, puntualmente, a las siete de la tarde el coro ensaya. Se sienta delante del órgano y hojea distraídamente las partituras, suspira y espera con paciencia. Al fondo se oyen voces hablando...
Se ha publicado

Cambio de agujas

Roberto Guillén Alonso

... . Miguel se ajusta el chubasquero, se cala la capucha y sale de su habitación, junto a la vía. Camina hasta el cambio de agujas, oprime la palanca y la empuja, como todas las noches a las nueve. Los viejos raíles se mueven con un recio chasquido metálico. Miguel regresa...
Se ha publicado

EL ABUELO

Paula González Cascales

... de una persona que pasa por el mundo sin dejar la menor huella. Así se ha ido el abuelo, tan silencioso como llegó. Le enterraron ayer, pero en casa, su ausencia no se ha notado todavía. Estoy un poco triste, aunque no sé si es por eso o porque veo a mis padres muy...
Se ha publicado

Tres vidas en un instante.

Nuria Yeste Espín

... , con la misma naturalidad con la que Marta leía el periódico en la ventana de la cafetería mientras que Adriana cruzaba la calle. Pudo haber sido el estruendo de un rayo, el frenazo de un automóvil o el llanto de un niño lo que las sobresaltó y sin embargo no fue...
Se ha publicado

Si llueve... ¡que llueva!

Carlos Maciñeiras Cela

... . Si uno se empeñara, casi podría cruzar la calle esquivando las gotas. Aún así, la gente se resguarda bajo los negros paraguas; hay tantos que parece una playa que esté de luto. Entre tanga 'negritud', asomas con tu chubasquero amarillo, radiante, fresca, optimista,...
Se ha publicado

EL REGRESO

Paloma Casado Marco

... . Qué distinta lluvia la del lugar de donde viene; allí la naturaleza se manifiesta con violenta determinación. Las tormentas azotan furiosas, para dejar paso a un sol altanero, un sol macho. Llega ataviado de forma incongruente para esos parajes: traje claro y ...
Se ha publicado

Gota a gota mueren las nubes

Alain Quirós Rodríguez

... llueven gotas a las que nadie toma en cuenta hasta que forman mares. —Bueno, nos vemos —dice una sombra negra. Y su voz sale ronca, demandando un carraspeo. Responde Onofre con un movimiento de cabeza, educado, cortés. Sin ganas de cháchara. Cada año son menos...
Se ha publicado

Amorea mortuus sum.

Andrea

... , la lluvia cae despreocupada sobre mis recuerdos. Recuerdo los días perdidos en el tiempo; aquellos en los que las horas no eran horas, sino semanas de angustiosa desesperación; aquellos en lo que los recuerdos no eran más que un gran agujero negro que me impedía...
Se ha publicado

Tormentas interiores

Beatriz Touriño Cerdeira

... escapando a través de las gotas. Llueve sin pausa entre paredes frías y grises. Llueve, pero no afuera.
Se ha publicado

OBLIGADA A LLOVER

Laura Negrín Carmona

... , que hoy cala en frío hielo sus pasos por caminos de adoquines, guiándola hasta la esquina del rancio bulevar. Llueve, sí, los mechones mojados de su melena se entrelazan quedando pegados a su cara, sin hacer nada por apartarlos y descubrir su rostro. Las gotas chorrean...
Se ha publicado

El anciano

Edgardo Benitez

... ... . Su silla de ruedas al desplazarse cruje como bisagra oxidada. Conoce de memoria el camino hacia la mesa que sirve de comedor y a la vez de escritorio. Es el único mueble en la habitación. Sobre ella, un ramo de rosas blancas en un florero y un frutero con...
Se ha publicado

Resurrección del abuelo

Diego Alejandro Civilotti García

... , pensaba en el camino de vuelta. La lluvia paciente y desganada, golpeaba los cristales del coche en el que todos veníamos en silencio de enterrar al abuelo. Pero con la misma paciencia, empezó a sentirse bien. No lo sabíamos, pero empezó a golpear la caja con la...
Se ha publicado

Castillos y princesas

Rosalia Saura Espitia

... que sonríe en el cielo azul, y mientras, yo me mojaba con la fría lluvia que golpeaba mi cuerpo, y mis pies saltando en un charco de barro que antes era arena, con la que hacía castillos grandes y fuertes con una princesa atrapada y un caballero que la salva y una bruja...
Se ha publicado

Ático

Tomás Villachica Gayo

... , gotas tan finas que flotan y envuelven a todos, a quienes creen en la ley de la gravedad, ilusos, y llevan el paraguas abierto, y a quienes se cobijan bajo los salientes de las fachadas, como si la ciudad entera necesitara una limpieza a fondo y el mundo se pusiera manos...
Se ha publicado

Mar de dudas

María Jesús Pueyo Ara

... , con gotas que me mojan la cara y se mezclan con mis lágrimas. El frío y el miedo me agarrotan el cuerpo y la cabeza. Sólo puedo concentrarme en seguir sujetándome fuerte. Hace horas que dejé de gritar. Nadie puede oírme. Nadie sabe que estoy aquí. Nadie va a...
Se ha publicado

GOLPECITOS DE LLUVIA

Claudia Riveiro Delgado

... ; tan mansamente que los golpecitos de lluvia en la ventana me adormecen y no tengo ganas de hacer nada, sólo de quedarme en casa. Algo triste, pero... así es la vida.
Se ha publicado

La sorpresa

Alejandro Sergio Bosack Benezra

... , llueve para que las apremiantes aguas anuncien despedidas. A Tormenta no la despierta la lluvia, sino el cruel vacío que yace debajo del extremo de la cobija. Comprende entonces que jamás volverá a sentir el acre perfume de su traje de herrero, ni el agridulce...
Se ha publicado

Causa y efecto

Julio Ricardo Estefan

... , Pedro muerde su bronca y se contiene. Con la cucharilla crea remolinos en la taza de chocolate. El profesor de matemáticas, quien le ha devuelto el examen desaprobado, siente un leve mareo. Una mariposa revolotea por el aula. Pedro piensa qué le dirá a su madre: tiene...
Se ha publicado

Y no deja de llover

Juan Pablo Goñi Capurro

... , como el sábado, como el domingo, como ayer. Como anoche, cuando los perros ladraron y no a la luna que había faltado con aviso, cuando el automóvil de Pereyra se detuvo de improviso en las afueras del pueblo y el hombre debió retornar a casa luego de empaparse al...
Se ha publicado

Mi sol

David Belmonte Velasco

... . Late así mi corazón siempre mojado, al ritmo de una eternidad nublada; sus sístoles envenenan poco a poco mi alma, y sus diástoles paralizan mis esperanzas. Llueven lágrimas en mi interior, y no atisbo el sol que iluminó aquellos momentos que son ahora recuerdos...
Se ha publicado

El francotirador

José Manuel Dorrego Sáenz

... . Llueve sobre su brazo que sujeta su mano que sujeta el dedo que roza, que acaricia delicadamente el gatillo. Tiene un ojo cerrado, para que el paisaje no distraiga la concentración, y el otro ojo pegado a la lente de la mira telescópica. Una gota se cuela entre las...
Se ha publicado

La última vez

Beatriz Bernabé

... . Las gotas se desvanecen por las ventanillas de mi coche con la misma inercia con la que se deslizan las lágrimas por mis mejillas. Lentas, escurridizas, silenciosas. Apenas puedo distinguir lo que ocurre en el exterior. Los ojos borrosos, los cristales velados, la luz...
Se ha publicado

La mejor opción

Juan Pablo Gómez Loaiza

... lo ha hecho en este lugar. A través de mis barrotes los cimientos de una ciudad arrasada, de una vida destrozada, se mojan lentamente. Los gritos de terror ya se han ahogado y el fuego ya está apagado. ¿Qué me queda por llorar? Ya no recuerdo cuando fue la última vez...
Se ha publicado

Lágrima divina

Lorenzo David Rubio Martínez

... que me apresa y me libera con su tiempo atemporal. Pero no encuentro esa lágrima celeste que busco y que secará mis días, ahora convertidos en afluentes que se adentran sosegados en el río de mi existir, tomando sereno el rumbo hacia el mar de la eternidad. Al igual...
Se ha publicado

Húmeda valentía

Iria Esperón Abril

... . Las gotas se estrellan contra los tejados, valientes. Conscientes de que tras un largo trayecto, les esperaba un final fatal. Annie ama esos días. Todos se esconden, nadie siente pena por ella. Todavía es de noche. No siente la ropa, superlativamente húmeda, pegada a...
Se ha publicado

El tesoro, los piratas y los campesinos

Carlos Azpilcueta Núñez

... y la tripulación de un barco pirata se resguarda en los camarotes; cuando por fin paró de llover salieron de expedición a una isla donde encontraron un mapa del tesoro y dijeron: -¡A la búsqueda del tesoro! Lo buscaron y lo buscaron hasta que dieron con él. Los...
Se ha publicado

VIO-LA-LLU-VIA

Santhony

... fuera de acá, fuera de este lugar y quizás en otros tiempos apacibles. Tic tic, plac plac, la lluvia arrecia. Tic plac, tic plac hilos diamantinos se huelen por las pendientes de las calles. Tic plac, tic plac… Bang… Bang... Ríos de rubí y la gente apaciguada...
Se ha publicado

Secretos de familia

María del Mar Imaz Montes

... , pero sólo desde que su marido había desaparecido provocaba en Marina una terrible inquietud que a su vez le producía dificultad al respirar. Temía que los arcanos de su pequeño huerto saliesen a la luz arrastrados por el pequeño riachuelo que se formaba en días...
Se ha publicado

Taciturnos inadaptados.

Marisol Mejuto Prego

... . Llueve sosegado para el suicida que espera a saltar. Llueve suave como caricias de yemas frías sobre piel pálida, erizándose al tacto. Llueve a la perfección para observar, a oscuras, a través de un cristal. Y la lluvia sigue siendo magnífica, efímera. Como las...
Se ha publicado

Pedazos de tinta azul

Esperanza Tirado Jiménez

... . Me dicen que siempre ha llovido así en este lugar. Mientras miro cómo las gotas resbalan por mi ventana, espero tu regreso, abrigada por tu recuerdo, una manta y una taza de té caliente entre mis manos. Prometiste volver a por mí, no dijiste cuándo. Sería un...
Se ha publicado

El canto del agua

Emiliano Sebastián Postigo

... que pasa delante de tus ojos desaparece en un momento, sin avisar… Y al final, has olvidado lo importante. Los días de lluvia son los preferidos de Antonio. Siempre está alegre, y disfruta imitando el trino del mirlo con sus silbidos. Pone cubos, baldes y barreños en...
Se ha publicado

Eternidad

Maria Teresa Fernández de Alba Martín

... . Como finos alfileres la lluvia sobrehíla la tierra, en una mañana a punto de estrenar. Ya no estoy sino en todo lo que fui, mis huellas ya son momentos de los demás. Y sigue lloviendo, para otros, para los que como yo, quieran enhebrar la ilusión de estar.
Se ha publicado

EL SOBREVIVIENTE

Laura Estela Peretti

... , sin permisos. Llueve tan quedo, como el transcurso del tiempo en ese lugar. A través de vidrios arañados por gotas, Ana ve el borde de la montaña que se va lavando y picos blancos desdibujarse en brumas. Por el rugoso camino, bajo el aguacero alguien empuja la...
Se ha publicado

El pez de colores

Lara Suárez-Mira Reija

... . Ana, una niña de 6 años, tenía unas botas de color amarillo y su madre le permitió salir a disfrutar de la lluvia. Le encantaba pisar los charcos y que sus botas se mojasen, porque le hacía sentir libre. Encontró un pez tirado en un charco, se sacó una de sus...
Se ha publicado

La promesa

Luisa Hurtado González

... , como es mejor para el campo añadiría él, elevando la voz para hacer ver a todos los presentes su constante preocupación por el bienestar de la familia. ... desde que vivo con él; aunque luzca el sol y la cosecha sea buena, llueven dentro y fuera golpes e insultos...
Se ha publicado

Flores de plástico

ANNA DEL VANDO RIAZA

... , llueve sobre estas lápidas desangeladas, quebrantando el silencio y ablandando la tierra que envuelve nuestros cuerpos. Llueve y el agua arrastra las palabras que agonizan en el barro y son tragadas por los desagües del cementerio. Palabras que quedan borradas hasta que...
Se ha publicado

Cada día

Sergio Cuevas Saldaña

... , pero también hoy Gonzalo se levanta y besa a su mujer y a su hija mientras están dormidas. Cada dos días se ducha. Cada tres días, más o menos, desayuna. Todos los días a la misma hora, sale de casa. Siempre se sienta en el mismo lugar, y mientras ve pasar a la...
Se ha publicado

Hundido

Raúl Gómez Lozano

... , llueve sobre el cristal de mi ventana, que es del mismo color que mi ánimo. El agua atraviesa el vidrio y cala los muebles, arrasa paredes, inunda los cuadros y anega mi alma. Las gotas me escupen en el rostro; casi puedo escuchar las carcajadas del Destino. Cada nueva...
Se ha publicado

Vainilla y limón.

María Tallón Queija

... , como la tradición y la estación lo mandan. El horno trabaja a máximo rendimiento, aromatizando la casa con dejes de vainilla y limón. Suena el temporizador con forma de huevo, regalo de un novio de universidad que trató de convencerla acerca de cuánto se interesaba...
Se ha publicado

HACE MUCHO, MUCHO TIEMPO....

Jorge Martín Hernando

... , como lo haría en el infierno, con todos los relojes parados; la lluvia y la eternidad. No se le dio importancia hasta que las cortinas de agua borraron primero la sonrisa de los niños y, ¿días, meses? después diluyeron a los pequeños y a continuación ¿años,...
Se ha publicado

Gotas de abandono

Julio Martínez Prado

... ; una lluvia impertinente, tediosa como esta noche que no acaba; lluvia de rutinas en las que el desaliento me obliga a soportar un goteo incesante, que se filtra en libertad por todas las grietas del abandono. Llegó de forma repentina, casi sin anunciarse, hasta...
Se ha publicado

El Día del Fin del Mundo

Gonzalo Pérez Rodríguez

... , llueve en esta mañana callada. El suave acariciar de las gotas en el techo le despertaron. (Mañana) Salió de la cama con cuidado, limpió la estancia y leyó un par de horas. La luz creciente se iba filtrando por los espacios vacíos entre las pequeñas tablas...
Se ha publicado

EL TIEMPO DETENIDO

Elías Argüello Alonso

... , sabiendo que la rutina acaba con los pensamientos más audaces y las vidas más inquietas. Llueve en los recuerdos de Juan, pelo blanco, barba rizada, ojos secos y memoria viva. La piedra húmeda habla de pasiones compartidas, de manos unidas, de versos en las miradas,...
Se ha publicado

Despedida

lautaro parra caballero

... , como cada latido contenido en esa palabra inmaterial que no se dice ni se piensa, solo se entiende en el rincón más profundo del alma cuando se busca una expresión que llene el espacio vacío en la distancia. En el adiós. Llueve intensamente ahora, mientras el aire...
Se ha publicado

Esa mañana que llora

Santiago Clement

... . Tus ojos se me han nublado detrás del manto infinito de lágrimas que cae y cae; y con ellos tu rostro empapado de sal en esas mañanas nuestras de mar; todo se mezcla y se pierde en la llovizna de tu ausencia. Los ríos crecen y devoran los campos y todo es agua en este...
Se ha publicado

SIRIMIRI AMARGO

JOSÉ LUIS MARTÍNEZ AZPILICUETA

... , pero hoy es llanto del cielo mientras el olivo reza con su rosario de esmeraldas. Ellos, conscientes del momento, caminan con sus dedos entrelazados pisando los pasquines amarillentos de los árboles en pena. La quietud raya la insolencia. Las garzas ni se mueven. El río...
Se ha publicado

Baldosas mojadas

David Vazquez Gonzalez

... llovió en esta ciudad oscura y fría. El empedrado del suelo, las fachadas victorianas y los bancos negros están mojados desde hace semanas, tanto como sus pies. Después del último mes ya no le importa, sabe que no puede comprarse unas botas y se ha acostumbrado a...
Se ha publicado

Confesionario

Nerea Pallares Vilar

... , dirían ellos recordando lo que a su vez aquellos otros también decían, sin advertir nunca qué poco se parecen ya unas y otras vidas. La lluvia parece la misma, y tal vez el tránsito en las calles, el sol, el café y las tostadas, los murmullos, los vecinos, los...
Se ha publicado

Cruce de caminos

Fernando da Casa de Cantos

... . Miro hacia el cielo y las gotas de lluvia resbalan sobre mis lágrimas, limpian mis ojos y me recuerdan que estoy vivo. La lluvia forma a su paso corrientes de vida y muerte, me recuerda (como dijo Heráclito) que todo es relativo. Una pareja de gorriones buscan refugio...
Se ha publicado

Literalidad

Eduardo Iáñez Pareja

... , hasta que, sin venir a cuento, por esas cosas que suceden, se rompe el orden natural y empieza a llover con fuerza, con rabia vigorosa, con la ira de un dios justiciero desbocada. Caen chuzos de punta hasta que todo acaba y las gentes pueden salir a las calles, donde...
Se ha publicado

El hombre de la azotea

Ernesto Antonio Parrilla

... , con malvada rutina de hombre haragán esperando siempre el mañana que nunca llega. En la azotea descansa Ismael, los pies sobre la poltrona como tanto le disgustaba a su madre. Tiene el diario desplegado ante sus ojos, con la página abierta en el horóscopo, aunque no...
Se ha publicado

LIBERTAD

Jose Saul Barzola Vivanco

... . Llueve sobre los hombres repletos de hipocresía, llueve contra las sonrisas monótonas de la sociedad, llueve, potencia irresuelta de las nubes desamor, llueve tristeza de ojos ayunados de dolor, llueve en el sendero perdido del ayer, del presente y del mañana, llueve...
Se ha publicado

Retrato

Manuela Domínguez

... . Cargada con mi mochila me despido de las calles que me han visto despertar en un sinfín de amaneceres. Ahí quedan los cartones, las mantas que otros desecharon y poco más. Camino lentamente y sin parar. Arrastro mis piernas. Mi pastor sigue mi estela. En mis...
Se ha publicado

Llueve... hasta coleccionar utopías

Laura Daniela Ramírez Leuro

... nocturna de llanto, de llanto del verbo llorar que es desagradable por lo que simboliza, y no conforme con eso también es perturbador al conjugarlo. Llueve desesperadamente y sin parar, llueve sin fuerza pero con la sutileza que delira en la madrugada para que la nube...
Se ha publicado

AMARGO RECUERDO

Prado Zúñiga Rodríguez

... , ¿y hasta cuándo lloverá? Se preguntaba la pequeña Marieta apoyada en el filo de la ventana, reflejando su rostro en las gotas escurridizas y empañando el cristal con un bostezo delator de su aburrimiento. Una mujer anciana cosía su vestido de comunión de un blanco...
Se ha publicado

Mar de nubes

Ana Bedia Andrés

... . Las gotas resbalan dulcemente, sin prisa, por las pocas hojas que aún visten a los árboles del bosque, empapando los frutos que yacen en el suelo. Camina en silencio, pesaroso, dejando a la lluvia impregnar su encrespado cabello, para terminar resbalando por su cara. Se...
Se ha publicado

MAZORCA PARA DOS VIVOS

Isabel Iglesias Fernández (Seudónimo: Delagranja)

... aquí en Galicia. La lluvia estival me sorprendió en un maizal reventado de granos de oro. Arreció la tormenta y no tenía dónde resguardarme, embarrada hasta las trancas. Vi una mole gris a lo lejos y por instinto me aventuré hacia allí. Era un hórreo alto, sólido,...
Se ha publicado

Amor con posibilidad de tormentas.

Érika González Leandro

... , como la ropa al secarse en un día de frío, en cambio él, tiene prisa. El olor a mojado lo atrae hacia fuera. Las contracciones son cada vez más fuertes. Mi pecho, a pesar del esfuerzo por retenerlo, se dilata hasta alcanzar los centímetros adecuados. Me pongo de...
Se ha publicado

Es como la lluvia

Susana Peña Melero

... , como el otoño con sus hojas llenas de viento dejado, como las manos del artista, de la madre esperando a que su niño olvide sus tristes sollozos y los versos que no surgen del tintero de grandes magos, qué bella paciencia la del mundo y sus doctrinas, es como la...
Se ha publicado

La lluvia perenne

Agustina Roldán

... , desde que la veo pasar a través de la ventana. Me gusta la lluvia, es raro lo que le hace a la ciudad; todo se escucha lejano, toda la gente se esconde. Me gusta cuando llueve porque me siento menos solo, siento que todos están igual de enfermos y obligados a quedarse...
Se ha publicado

Mazurca Bajo La Lluvia

Joel Ayala Alicea

... , llueve sobre tierra que es del mismo color que el cielo, entre blando verde y blando gris ceniciento, una tonalidad muy triste, como los ojos de Adela. Desde la casa llegan los acordes de Ma Petite Marianne, que ya ha perdido su nombre para ser solo la canción de Adela. ...
Se ha publicado

LA BÚSQUEDA

JUAN CARLOS PEREZ LOPEZ

... y la lluvia enjuga sus lágrimas. Va como un loco, de un lado para otro; con el alma en vilo, con el corazón en un puño… con la respiración tan agitada que en su pecho resuena pedregosa. De manera apresurada recorre la ciudad, sin dejar de lado ni una sola de sus...
Se ha publicado

Curiosidad

Consuelo Córdova Vallejos

... ... y dentro, la chiquilla alegre salta sin preocupación del exterior, a falta de patio y jardín, la casona era la mejor opción. Junto a su imaginación recorre el gran salón de baile, atraviesa descuidadamente los pasillos de la casona que ha pertenecido a varias...
Se ha publicado

Cuneta

Uxue Echeveste Elizburu

... . Llueve por dentro, en una oscuridad que desazona el alma mientras el salitre de las lágrimas curte el corazón para que el dolor no lo taladre con cada aguaviento de tristeza. Llueve en campo yermo, donde solo enraízan las penas, germinan los pesares, reposan los...
Se ha publicado

Última lluvia

Omar Arach Giacomazzi

... . Cae la misma agua mala que la tarde en la que nos dejó el Olegario. Y es que a Olegario Gracián le hizo mal tiempo el día de su muerte. Repiqueteaba más dentro que fuera de su cabeza; antes que sus funciones vitales se fueran a hacer puñetas, algo o alguien se le...
Se ha publicado

DOBLE SOSTENIDO

José Ramón MORANT Cardona

... ... −…lo hizo en este aburrido pueblo –atajé su lectura, sentada junto al balcón y mirando la calle. −¿Por qué no escribes? –me respondió con voz calma, girando la cara hacia mí. −No puedo. ¡Estoy harta! –repliqué; con voz de niña malcriada, lo...
Se ha publicado

Desde mi cámara

Alicia Rocafull Cordero

... . No me atrevo a salir. Tengo miedo. Y desde mi cámara observo; el agua, que todo lo arrastra en peligrosas escorrentías, y esa hoja de acacia que simula un barquito de vela y que va dando tumbos, golpeándose contra el borde de la acera, mira cómo baja empapado ese...
Se ha publicado

Más de 20 años de lluvia y la habitación de un hotel de 5 estrellas

AURORA CARMONA MÜLLER

... , mi vida. Lleva toda mi vida lloviendo. Suena tonto, solemne o ridículo. A veces la lluvia me moja las palabras y me confundo. Hay gente que no se confunde, hay gente a la que no le llueve nunca. Hay gente, como él, a quien la lluvia le pilla siempre a resguardo. A mí...
Se ha publicado

Como decíamos que éramos

Elena Álvarez González

... , sin darnos cuenta de que poco a poco empezaba a calarnos. Hace frío también, casi hiela, pero por lo que a nosotros respecta, ya podría desatarse un temporal, que nada podría movernos de esta terraza. No ahora que empezamos a vernos tal como somos, como decíamos...
Se ha publicado

¿Y los chocolates?

Ismael Benítez Flores

... . Bajo esa lluvia el barbudo abre su paraguas y lo convierte en una balsa. Sobre ella partimos a conseguir el globo que una vez me prometió. Cuando lo encontramos las gotas aún nos acompañan. Y así, empapados, emprendemos el vuelo hacia el corazón de la nube desde...
Se ha publicado

Catástrofe

María de los Milagros Sánchez

... . Llueve y las pesadas gotas no quieren parar, se deslizan por sus orbes, recorren los montes sonrojados de sus mejillas y surcan los labios entreabiertos, bifurcando por su mentón hasta caer por el delgado cuello. Huracanes de maldiciones quieren de su boca, sus pulmones...
Se ha publicado

YO NO ESTUVE AQUÍ

JOSE MARÍA LACOMA LARRUGA

... . Las huellas desaparecen entre el herbaje por el que afloran las primeras manchas lilas de la jara. El camino se ha desvanecido. El prado es un náufrago en estas aguas de abril. Entre la cortina de lluvia incesante flota la vieja casona. Parece una nave varada en el...
Se ha publicado

LAS ESTRELLAS

Rosa Peláez Sobrado

... . Lo pensé y con la excusa de la lluvia decidí entrar: esa mujer sonriente y gentil me hacía soñar con las estrellas. La veía a diario, al atardecer, cuando pasaba frente a su tienda de adornos florales. Sus ojos, un tentador queso gordo lleno de agujeritos, sería...
Se ha publicado

Acto final

Silvia Asensio García

... que pasé junto a ti. Siempre esperando a que sucediera algo, algo que me sacara de aquella existencia monótona y vacía a tu lado. Los hijos que no quisieron llegar. La casa que nunca pudimos tener. El amor que no sentiste por mí. Pasaron los años uno a uno y con...
Se ha publicado

Paciente espera

Mar Rodríguez Díaz

... ; Ricardo camina perezosamente bajo el paraguas. Pasa delante de mi ventana, me mira, alza su mano y, como todas las mañanas, saluda inclinándose con una leve reverencia; algún niño lo sigue como a un flautista encantado, riendo la gracia. Yo también sonrío. Oigo la...
Se ha publicado

CREATIVIDAD ARRINCONADA

Francisco José Sánchez Galindo

... , como si el cielo se hubiese cansado de hacer llover en aquel lugar. Incapaz de apartar la mirada de la ventana, un muchacho distraído intenta escapar de sus obligaciones. Mientras imagina formas entre las gotas de lluvia que mojan el cristal, la pesada clase de...
Se ha publicado

HÚMEDO HASTÍO

Miguel Pedro Santos Pomares

... , arañando segundos con sus contadas gotas de húmedo desinterés. El cielo suda aburrido, casi sin querer, ensimismado y ausente. Bajo él, por un pómulo terrenal, resbalan mansamente y sin defecto donde parar, pacientes lágrimas de húmedo hastío como un afinado coro...
Se ha publicado

Ya no me acuerdo de ella cuando llueve

Verónica Greta Rueda Sánchez

... , llueve sobre el camino que he tomado cada día de mi vida y sin embargo, hoy que acudo por primera vez allí por un motivo distinto, todo, también el camino, me parece por entero diferente. Y es que con la humildad apropiada, me digo a mí misma admirada ante la nueva...
Se ha publicado

Los de siempre

Rosa María García Cachán

... . En medio del martilleo incesante de las gotas una voz se alza tímidamente para proclamar que esta lluvia es nueva, que no se parece a la de antes, para asegurar que es peor, que cae con saña, como con intención de hacer daño. Cuesta apreciar la diferencia, antes y...
Se ha publicado

Sabor a tierra

Ánxel Álvarez Llano

... . La tierra aguarda en silencio el regreso del sol para sentir el calor de la simiente en sus entrañas. El filo de la azada abrirá surcos como labios que tiznarán de carmín el crepúsculo. Nuevas letanías de lluvia despertarán el embrión dormido de una preñez...
Se ha publicado

OTRA VEZ ELLA

Raquel Rey Martínez

... . Las cinco de la tarde y llueve en mi ventana. Un inmenso aburrimiento se apodera de mí. ¡Ay!, sofá de mi vida, sofá de mis siestas, películas, meriendas... Estoy sola. Me duermo. Medio dormida y casi entre sueños la oigo llegar. Ojalá no me vea. Ella...
Se ha publicado

Palestina

Daniel Hernández Rodríguez

... . La lluvia nos hace recordar que todos somos iguales, tanto dentro como fuera del muro. Da igual quién seas. Hay días en los que me pregunto cómo sería ver caer la lluvia desde la ventana de un rascacielos o bajo el tejado de una casa en la campiña francesa. A mi...
Se ha publicado

La Obra

Jorge Razumny

... , enfundado en un manchado camisolín, el artista hizo los últimos retoques a su cuadro. Había logrado plasmar una pintura perfecta, que superaba sus más ambiciosas expectativas. Comprendió que los trabajos anteriores habían sido, sin que él siquiera lo sospechase,...
Se ha publicado

LLUEVE.

Manuel García Pérez (Manu Garpe)

... , rememora Mario. Mario tiene 80 años y se siente cada vez más inútil, sobre todo desde la última operación de rodilla. Su enorme cuerpo y sus más de cincuenta años de trabajo en la construcción castigan sin piedad sus articulaciones, por no hablar de otras...
Se ha publicado

Yo prefiero las tormentas de verano.

MARTA ESTEBAN PLATERO

... ha llovido en nuestro anhelo por encontrarnos y, cuando por fin lo hacemos, ninguno de los dos somos lo bastante valientes como para contar todas las gotitas que han ido quedando tatuadas en nuestra piel insegura y cobarde. Quizá era mucho más fácil ver la lluvia a...
Se ha publicado

Aquellos labios carnosos

María López Herráiz

... , y en mitad del silencio de la gran ciudad, aquellos labios comenzaron a gritar. Eran unos labios carnosos y gruesos, de los más bonitos que una podía ver, y poco a poco comenzaron a balbucear. No obstante, no se conformaron con eso, sino que empezaron a pedir, a...
Se ha publicado

Gotas de un profundo dolor

María del Carmen Macedo Odilón

... : como la mía, la tuya y todas las que ha engendrado la tierra. Vidas lentas, otras insignificantes, algunas que han abierto los ojos para regodearse de una miseria camuflada de placer. ¡Y aún con eso me gusta el murmullo de la lluvia!, aunque nunca sé qué dice, reza,...
Se ha publicado

JUNTOS PARA SIEMPRE

Félix Hernández Sarría

... que pasa ante mí desde esta sala de hospital. Miro a Alicia, ahí en la cama, flácida, pálida, conectada a mangueras y sueros, y no se parece en nada a aquella muchacha rebelde de cabello revuelto que me tropecé en la calle, cinco años atrás. Era también una...
Se ha publicado

El hambre del pecador

Isabel Díaz Aníchtchenko

... , la chica asumió que era demasiado tarde para arreglar un corazón que ya se había roto. Entró a la cocina silenciosamente, abrió el frigorífico y arrasó con todo lo que allí había. Más tarde se acordó de la célebre frase que aparecía en su película...
Se ha publicado

Tu presente ausencia

Eva María Revilla Peñaranda

... , como el dolor más enconado, el que resucitó contigo, muerto antes de haber nacido, pero tan vivo en mi recuerdo que arañas, gritas, sofocas, descuartizas y me eliminas con la perversa lentitud de la agonía. Pozo cruel en el que me entierro en vida, a tu lado, tú,...
Se ha publicado

Egoístas gotas.

Oriol M. Gelonch

... , llueve con arrogancia. Y lo hará para siempre, a no ser que llegue un día en que estas egoístas gotas decidan cambiar su sinsentido sentido y bajar de las nubes hasta el suelo.
Se ha publicado

Tardes de baile.

Vicente Moya Gallego

... , mientras Marcela espera a su novio para ir a bailar. Sentada en una pequeña mesa de aquel viejo café a Marcela le gustaba conversar con una extraña anciana con la que, de forma misteriosa, compartía todas las tardes la mesa del café. Solía contemplarla con cariño,...
Se ha publicado

DECISIÓN

Luz Belinda Nava Manzano

... . Mientras mi pensamiento se desanuda de los recuerdos y se acrisola en la única ventana del salón. Mi mirada languidece y mi rostro se empapa, la lluvia baña generosamente el cristal; arrastra el polvo del tiempo. Ojalá pudiera llover en mi alma. Pesan la soledad y el...
Se ha publicado

Los últimos pasos

Carlota Alonso Rodríguez

... ...Y lentamente el agua empapa mi sombrero de fieltro, y las finas lágrimas del cielo resbalan muy despacio por el bordón que guía mi camino, mi solitaria travesía, mi particular odisea. Y firme, me encamino a mi destino, un sino que se antoja aún lejano. Coronado por...
Se ha publicado

Llueve amargo

Dany Campos

... en ese gris paraje del altiplano en el que se hicieron adictos el uno al otro. La humedad terminará de pudrirlo todo –desea Manuel–, incluidos los recuerdos, las palabras más plomizas, los besos furtivos, las miradas violentas. Pudrirse como solución a un amor...
Se ha publicado

ATARDECER

Mª del Pilar Arranz Barbolla

... El camino está repleto de pequeños charcos, como lagos, que acogen cada gota de lluvia con la avidez sedienta de un peregrino en el desierto. Las hojas de los álamos caen suavemente empujadas por la lluvia, empeñadas en tender al paso de los caminantes una mullida...
Se ha publicado

¿Buscas algo? Sí, la tranquilidad

Rebeca Núñez Rey

... , aunque aquí, en el campo parece que el tiempo pasa de una manera diferente, o por lo menos da más de sí. Cuando te tumbas en el campo, mirando al cielo, notando la hierba fresca en tu espalda, viendo pasar las nubes ajenas a todo, allí donde cualquier ruido se oye tan...
Se ha publicado

Caso de fuerza mayor

Manuel García Cartagena

... , como el día que mataron a aquel tipo. Un hombre tan querido que, cuando cayó preso, los policías le hacían chistes para que no fuera a ponerse triste en su celda solitaria. Incluso el juez lloró de pena al condenarlo a morir en la guillotina, y el procurador lamentó...
Se ha publicado

EL MAR DE LOS LIBROS LIBRES

Francisco Tobajas Gallego

... , llueve sobre todos los libros del mundo ya leídos o aún sin leer, que se amontonan en las polvorientas estanterías de las librerías de viejo o bien en las modernas de los grandes almacenes. Llueve sobre todos y cada uno de sus personajes con nombres y apellidos, con...
Se ha publicado

MIS DESEOS

Marta Fortuny Lombraña

... ... pero lo bonito es que a mí me encanta ver las gotas de agua desde la ventana del hospital. Yo estoy enferma pero feliz. Tengo seis años, cada día voy con mis amigas a jugar con mi maestra... Hacemos un millón de cosas divertidas... Espero salir de aquí porque...
Se ha publicado

El espectador

Alejandra Hernández Balboa

... . Desde mi ventana puedo ver a las señoras correr raudas en contraposición a la quietud del agua, tapándose la cabeza con sus pañuelos para que no se les chafe el peinado. Mi alta almena me permite espiar la vida, aunque no tocarla ni oír el amortiguado repiqueteo de...
Se ha publicado

Monotonía

María A. Madrid Franco

... mientras yo me dejo guiar por la cadencia de las gotas de lluvia en el cristal, tan peligrosa, que arrastra a mis pensamientos, mis emociones y mis esperanzas al más gris de los presagios confirmados, a la monotonía de mi propia existencia. Y no me duele, porque estoy...
Se ha publicado

El fin de la Tierra

Antonio Pérez Ruiz

... . Lo único que ahora lo hace de forma dañina, porque atraviesa una capa radiactiva que rodea lamentablemente el planeta, y cuando ese agua toca en cualquier ser vivo, lo contamina sin remisión, lo condena a una muerte segura. Por eso ya no hay bosques, no hay plantas. El...
Se ha publicado

LA CONDENA

F. Javier Franco Miguel

... , como esa vida silenciosa que ha dejado escapar tras los cristales empapados del ventanal. Como gotas mansas de lluvia sobre la superficie resbaladiza del cristal, se le han ido escurriendo los años, uno tras otro, entre los dedos, y ahora, en plena senectud, en su...
Se ha publicado

Lo que se veía desde la silla

Clara Corrales Pérez

... , de arriba a abajo y, por increíble que parezca, moja al pasar por debajo. Sin embargo, parece ser algo más propio de la sabiduría adulta ya que desde mi silla veo a un grupo de niños jugando a cruzar la plaza sin ser mojados. No entienden que, por muy rápido que...
Se ha publicado

LA NATURALEZA LLUEVE, LA VIDA LLORA.

MARIA DOLORES MARTÍNEZ DONATE

... …Abro los ojos y el día es gris, los cierro. ¡No quiero estar aquí! Sin embargo, esto no es una pesadilla, estoy viviendo una realidad. Con la misma paciencia con la que el agua cae, la sangre entra y sale de mi cuerpo. Mi corazón se ha roto, ayer sufrí un infarto...
Se ha publicado

DESANUDAR

Raquel Palomo Rodríguez

... , como aquel día de tantos en que, incansable y perezosa, la lluvia formaba un nudo corredizo alrededor de mi garganta. Deposité mi respiración en tu nombre y me dirigí al cajón del secreter. Ahí permanecí por largo tiempo, enajenado de mi propósito: pretendía...
Se ha publicado

Soledad Prohibida

Sergio Jackson Díaz

... … Sin embargo, el sonido de sus gotas denota que hace tiempo que no es la misma. Lo reconozco, seguimos viéndonos. El suelo y un corazón marchito son sólo algunos de los testigos que deciden presenciar nuestros encuentros allí donde la locura es arma y el polvo...
Se ha publicado

Tangible

Alejandro Berraquero Sánchez

... que se consume poco a poco en silencio. ¿Nunca has sentido que el mundo se te viene encima? ¿Que las paredes estrechan la distancia que las separa y el techo intenta bajar hasta tocar el suelo mientras tú te acurrucas sintiéndote atrapado como un animal herido entre...
Se ha publicado

LA LLUVIA Y LOS SUEÑOS

Luis Oliveira Giner

... . De un tiempo a esta parte, Sebastián Cortés deambula por el mundo con idéntica mansedumbre y una desgana obstinada, una suerte de paciente empeño que lo hace parecer distraído y como ausente a todas horas. Ya va para tres años que Nieves, sin mediar palabra y con...
Se ha publicado

Llueve

Ana María Liceda Bratti

... . La lluvia suena como un bandoneón en mi corazón, suena como si doliera escucharla. Camino pesadamente como si el barro se metiera en mis zapatos. Pienso torpemente como si la lluvia empapara mi cerebro. Siento el corazón inundado de dudas y quisiera estrujarlo un...
Se ha publicado

Un futuro prometedor

Seneita Fernández de Zayas

... , y aquí estoy yo, bajo la lluvia, sin otro refugio que mi propio cuerpo, sin otro refugio que mis sueños. Sueños de una vida mejor, de un futuro prometedor, queriendo dejar atrás un oscuro pasado, lleno de sinsabores. Ese pasado nunca vio la lluvia, sino un sol atroz...
Se ha publicado

Despertar.

Ana Domínguez Lueiro

... . Junto a la lluvia vagan, acompasadamente, los putrefactos cuerpos de unas almas atormentadas. Pasan los días recorriendo los mismos sucios caminos, repitiendo sus errores, atrapados en su rutina. Se duermen en los ruidos incesables de la ciudad y bañan sus cansados...
Se ha publicado

Marina.

Sofía Castro Perea

... . Aquella noche fue una noche igual. Bueno... Igual no, ya que en aquel momento llego a mí la luz de mi vida, y hoy mi sol está extinto. Aquel día, iba paseando por el barrio de la Ribera, en Barcelona, cuando las nubes comenzaron a llorar. Corrí calle arriba con las...
Se ha publicado

El mundo supuesto

Sergio Gaspar Mosqueda

... , cuando traspaso el umbral de ese bar. Arturo parafrasea a su tocayo Schopenhauer. Todo el que pretende vencerlo en las discusiones filosóficas termina derrotado. Yo me siento a observar y a hacer anotaciones. Decían que Arturo había hecho cosas terribles para dejar...
Se ha publicado

¿Viva el Efecto Mariposa?

Hebert Poll Gutiérrez

... y... METAMORFOSIS Barack Obama decreta el cese del bloqueo sobre la isla. Los opresores huyen. Ya no hay justificaciones para manipular a once millones de carneros.
Se ha publicado

Cualquiera estará alerta

Javier Galán

... , olvidándose la furia al otro lado de la cordillera, permitiendo que en esta ladera la vida continúe dócilmente para todos menos él, que fue a pisar el único punto del callejón donde el barro resbalaba. Yace en el suelo, desconociendo si lo hace en un lugar mejor...
Se ha publicado

Momento, lugar, persona

Elisa Encinas Gago

... . Hacía frío, y el tranquilo llover la había transformado en una tranquila tarde. - Ayer leí un artículo titulado “los objetos que nos definen”, ¿te lo puedes creer? Los objetos que nos definen… Y no teniendo suficiente, leí también los 59 comentarios...
Se ha publicado

PUEBLO PASADO POR AGUA

Benedicto Torres Caballer

... , y el nivel del agua crece con parsimonia hasta el primer piso. Entonces subo, me dirijo al armario y saco la habitual parafernalia: gafas, tubo, aletas y el bañador de otoño. Me lanzo al agua y salgo. En la plaza los niños juegan al waterpolo. Sin desacuerdos, los más...
Se ha publicado

Confesión entre la lluvia

Begoña Pro Uriarte

... , borrando los surcos de la inocencia, acariciando la macilenta imagen de una existencia desvaída. Llueve y empapa mis pies de lágrimas inciertas. Mis zapatos chapotean en el instante en que río y mar se funden en un abrazo eterno. Mis ojos buscan tu silueta atrapada...
Se ha publicado

Buenos motivos

José Javier Muñoz

... , haciendo que las esquinas y los bordillos se suavicen a través del filtro del agua. Llevo años cruzando el barrio y no me acostumbro. Ahora mismo tirito. Puede que por el frío y la humedad. O por el estado de las calles, sin monumentos ni mobiliario urbano de diseño....
Se ha publicado

Despedida

Sara Díez Tascón

... , lluvia tristona de despedidas. Solo faltan dos horas para que salga el tren de las diez. Los dos chicos no saben qué hacer. Les gustaría poder estar a solas en algún lugar donde no haga este frío que te encoge el corazón. Dan otro paseo por el andén, aquí por lo...
Se ha publicado

A fondo Blanco

Diana Marcela Garcia Sierra

... . Que hay que vivir a fondo Blanco. Cuando la ansiedad me vence, busco refugio en la evasión de mi mente, creando fantasías, que nunca se harán realidad, no por cobarde, sino porque mi energía, agotada, deambula por todo mi cuerpo, encontrando solo un témpano de...
Se ha publicado

Bendición

Ramón Molleda González

... . Con sus botas nuevas y pies ligeros, el jovencísimo ex-miliciano pisa los charcos como si pisase uvas en una pileta. Le dan el alto y lo encomiendan al Cuartel. Allí nadie se explica que ande por ahí tan alegremente con el historial de su familia. Tras los...
Se ha publicado

Recuerdos

Esther Cuesta de la Cal

... , calando desde entonces los huesos longevos. Lejos quedaron los días en que el sol calentaba con fuerza, las mieses tornaban amarillas, y la juventud paseaba despreocupada. Cuando los aviones surgieron del cielo, vaciando su carga diabólica, pasada a pasada. La...
Se ha publicado

La mujer en la Luna

Jesús García Cívico

... , llueve en la urbanización y especialmente, al menos hace tiempo así lo siente el hijo, llueve tenazmente sobre ellos. Borroso, parpadea todo tras el cristal. El coche hilvana el círculo de adosados, imitación apresurada del tipo de ciudad del que habían tratado en su...
Se ha publicado

En busca de la felicidad

Rosa Iglesias González

... . La misma lluvia de aquel día en que salté de la barca augurando un futuro que no tuvo lugar. ¿Quién no tuvo el deseo de detener el tiempo en algún momento aunque tan solo fuera por unos segundos? Esa sensación es la que tengo yo ahora mismo mientras me acompañan...
Se ha publicado

Fe

Luisa Román Rodrigo

... . –¿Sabes por qué te puse Fe? –pregunta el mendigo a la perra muerta–. Imaginé que yo me moriría antes que tú y que te quedarías junto a mi cadáver, hasta que me enterraran. Y que luego esperarías en la...
Se ha publicado

Libertad de unión

Paco Piquer Vento

... . Empapado, el pastor maldice el día que ha elegido para partir hacia las cabañas del norte. De pronto, se encuentra con un lobo. - Tópica situación. La historia se repite - convinieron ambos. - Deberíamos buscar un arreglo - propuso el lobo. El pastor estuvo de...
Se ha publicado

ERNESTINA Y LA LLUVIA

MARÍA SOLEDAD GARCÍA GARRIDO

... , como un bálsamo de aceite tibio. Ernestina barre la puerta, empujando el agua con una escoba vieja. Entre espumarajos y lodo se arrastran, calle abajo, los insultos y amenazas que por la noche tuvieron lugar dentro de la casa. Agarra con fuerza el palo y la lluvia...
Se ha publicado

Llueve sobre mojado

Brenda Natalí Muñoz

... . Esta suerte temporal que denominamos vida sólo se vive con lentitud, apiadándose del infeliz que no se detiene ni un solo segundo a disfrutarla, y, en cambio, la observa como si fuera simplemente un cartel puesto con desgano en la vía pública. ¿Cómo podemos...
Se ha publicado

Incertidumbre

F. Zurita

... ha llovido en esta norteña ciudad. Las gotas de agua dibujan serpentinas incesantes mientras resbalan por la cristalera de mi despacho. ¿Quién soy yo en realidad? Me pregunto. Soy aquel cuerpo físico que observa caer la lluvia, o soy quien formula la pregunta. Si uno...
Se ha publicado

El oeste

María Teresa López Gómez

... , camarero, como toda la vida, que es movimiento estático. Sólo el oeste nos impulsa, nos fortalece, nos da esperanza. Un Martini seco, por favor, necesito nutrir este impulso, necesito fuerza. He vuelto a soñar con el oeste. Iba más rápido que nunca, el sol de la...
Se ha publicado

LLUEVE SIN PARAR

CARLOS RUBÉN MACENA CARDOZO

... ; como la vida de Merceditas… en el viejo pueblo de Concepción de la Sierra. No había manera –nunca hubo- de librarse de los barriales rojizos; por lo cual, sostener la falda amplia para cuidar los encajes y el bordado, sumado al esfuerzo por mantener el...
Se ha publicado

Entonces muere.

Sandra Veronica Herrera Bracho.

... ha llovido, sin una pizca de esperanza en aquel fúnebre lugar. ¿Cuándo fue la última vez que vieron un rayo de sol deslizarse amablemente por la ventana? Sin embargo nunca dejaron de extasiarse por el maravilloso panorama que solo prometía sombras. Sonámbula por las...
Se ha publicado

Ánimas perturbadas

Sergio Méndez Fernández

... , llueve desde un cielo oscuro lleno de tinieblas. La lluvia hizo tañer las campanas que respondieron con suaves y melancólicas melodías. El funeral ya estaba listo. Aquella muerte había supuesto un duro golpe para toda la familia. Lloraban desconsoladamente en aquel...
Se ha publicado

Una vida de lluvia

M. R. Blanco Acha

... , como toda la vida mía, esa que hace años debería haber dejado de vivir pero que la pereza, tan desganada como la lluvia, me empuja a seguir viviendo. Desde que la chupasangre me persigue no he vuelto a ser yo. Es como si otra persona se hiciera dueña de mí, y yo...
Se ha publicado

La vida de Ale

Mario Borjas Braojos

... ... Eso me recuerda a la vida que tenía Ale. Ale era un chico que no tenía ganas de nada. En todas las asignaturas del colegio no le ponía ganas a nada, incluso en el recreo. Su madre le decía que se divirtiera, aunque solo fuera en el recreo, que disfrutara de la...
Se ha publicado

Kissing in the rain (Besos en la lluvia)

Eli Quezada

... . Una montaña de recuerdos se derrama junto a la lluvia. El ahogado eco del silencio fue el primer signo de rotura inminente. ¡Voila!, frente a frente, como dos piezas de una fría porcelana de cualquier decoración ecléctica. ¡Cuánto añoro nuestras peleas que...
Se ha publicado

SOS ESCRITO EN LA ARENA

Gisela Mato

... . Aunque ahora yo, ya no soy yo. Tardé un rato en darme cuenta. Llovía muy lentamente. Así que intenté bajar del coche para cerciorarme. Pero lo que solía ser un gesto rápido, se había convertido en la más ardua de las tareas. La ley de la gravedad parecía...
Se ha publicado

EL QUITASOL DE VAN GOGH

ÁNGELA HERNÁNDEZ BENITO

... ... Y tú vas con el quitasol de siempre, el de todos los días. Los muchachos se reían cuando paseabas por la playa con aquel quitasol pintarrajeado de girasoles. ¿Un homenaje a Vicent van Gogh, tal vez? Me costó describirte cuando la policía, perseverante en su...
Se ha publicado

Jamás supo de aquella niña, Alanna.

Maria Móra Torres

... , su vida, con desidia, caminando, ahogándose en un vaso de agua y sin mirar al cruzar, su madre siempre decía y todavía dice, hijo, un día te harás matar. Y Cristóbal, que no se encontraba desde que se había perdido en los ojos de aquella niña, ya no tan niña,...
Se ha publicado

Mensaje tardío

Mauricio André Peraltilla Cuadros

... ...como lágrimas cayendo sin gloria, sin razón, sin destino. Duele, marchar agónico estrellándose contra la melodía absurda que hacen aquellas gotas, fugitivas del cielo, al escabullirse entre la estela que separa los pasos que di, de los pasos que daré. Me detengo...
Se ha publicado

Y ahora...

Cristina Doncel Pablo

... . Sonrío al recordar cómo otrora me exasperaba esa lluvia. No tenía la paciencia ni sabía apreciar el regalo de la naturaleza con la musicalidad que produce el golpeteo del agua sobre el tejado o sobre las plantas, que cada vez que llovía mi madre se apresuraba en...
Se ha publicado

Sin aire

Ximena Linares Calvo

... , que ahora puede ver en una proyección acelerada. Lo peor de la tormenta ya pasó, pero la inundación fue grande y trágica para una ciudad que no la esperaba ni tuvo tiempo de tomar recaudos. Ella está atrapada en su casa, tomada por el agua que ya alcanza los dos...
Se ha publicado

El muro

Manuel Pérez Recio

... ha llovido en este inmenso jardín. Sin embargo, tras los muros que lo rodean luce un sol radiante. Su luz ilumina el camino de los emprendedores, el comienzo de una nueva jornada, el descanso de la comida o la hora de regresar a casa. Algunas tardes oigo las voces de...
Se ha publicado

EL RITUAL DE UNA MADRE

Antonio Mas Torres

... , y, como cada mañana, aquella mujer recorre silenciosa las frías y húmedas calles de Teruel, con su vestido negro y su sombrero de fieltro. Atraviesa la desvencijada puerta del cementerio y lentamente, siguiendo un ritual tantas veces ensayado, deposita sobre una fría...
Se ha publicado

Lágrimas como gotas

Zaida Reñé Sánchez

... , sigue lloviendo después de tantos años, en realidad después de tantos minutos. Un segundo sin ti son diez años y diez años contigo un segundo, no es justo, no eres justo, me agarraste el corazón.
Se ha publicado

SOLES Y SOMBRAS

BEATRIZ GALLEGO MÁRQUEZ

... , en este pueblo la lluvia es así, tranquila, indecisa y persistente como su gente. Recuerdo aquellos tiempos en los que no reparaba en la lluvia y paseaba presto empapando mis Blahnik y resguardado bajo una capa de invierno y un paraguas negro e inmenso sin mirar más...
Se ha publicado

El sexto sello

Leandro Kreitz

... , el mundo velado con un manto lívido. La nave bulle de vida. El anciano alza una mano; líneas en la palma como el dibujo de un viejo mapa en el pergamino; bajo la piel, túneles oscuros, iluminados por el fuego de la hoguera, lo mantienen con vida. Algunos piensan que...
Se ha publicado

El cuartel

Alberto García Naches

... y en aquel momento. En el cuartel militar de Castellón esperaban un camión de Madrid para llevarse un cargamento de explosivos. Cuando el camión llega, se abren las puertas y empieza a salir una nube de balas. Unos brasileños habían asaltado el camión. Los...
Se ha publicado

La última estación

Emi Lázaro Camarero

... . Las hojas del otoño están barridas, el color de los almendros a medio madurar, y yo abatida. Se descolgó el columpio del jardín, los hijos del invierno se desperdigan ahuyentando la maleza de raíces podridas —reminiscencias de un ayer temprano, acallado por las...
Se ha publicado

Vals en 3/4

Laura Pardeiro Álvarez

... . Sus manos ariscas descansan mansamente sobre la única hoja de papel reciclado que ocupa la mesa de caoba. Debajo de ellas, el resumen de una vida; una plena, de esas que asumen con resignación y gratitud la llegada de su solsticio. Nunca supo si hubo un momento que...
Se ha publicado

La sonrisa subterránea

Jose Manuel Madera García

... … Encaramado a la ventana, el estribillo de la radio se convierte en una certeza que me empapa el alma: “… Mi destino es el de la lluvia, uo, uo, uo,… precipitarme contra el suelo, uo, uo, uo…”. Poco antes, en la calle, codificada por la cortina de agua creí...
Se ha publicado

Cuesta reconocer a un muerto

nahuel monti robles

... . Le parece en ese instante que toda la vida ha estado lloviendo, desde ayer, desde siempre y hasta siempre o hasta nunca. Cuesta reconocer a un muerto. Aunque hayas estado junto a él hasta el último momento. Observas, como durante el final de una película que no...
Se ha publicado

La última puerta

Ariel Cuch

... , una lluvia tan desvalida que apenas se desliza, sosegada, sobre la ventana de nuestra habitación, donde te espero. El tímido repiqueteo de las gotas no logrará atenuar el chillido del picaporte, parecido a una queja, cuando abras la puerta de entrada, ni el tronar de...
Se ha publicado

GÉNESIS 6: 13-22

Rubén García Pardo

... , pero no podía detenerse; necesitaba cantidades bíblicas de madera de gofer para treinta codos de longitud (133 metros), cincuenta codos de ancho (23 metros) y treinta de altura (14 metros), brea para calafatear la nave por dentro y por fuera, planos que delimitaban una...
Se ha publicado

Certeza

Zadys Castellanos Masforroll

... . Las horas se han marchado mientras espera su regreso. Apura el silencio de sus pasos, los que tantas veces le han cambiado el rumbo; pero es tarde. Tal vez se ha perdido. Solo puede acurrucar su rostro en la calesa del alma. Lo piensa y llueve. Lo quiere y duele. La...
Se ha publicado

LOS PARAGUAS

JOAN TOMÀS SEMENTÉ

... , oxidando la mañana al compás de una pieza lenta y cadenciosa. Apenas puedo ver nada, con ese vaho que me empaña el alma. -Es la humedad- me comenta el psiquiatra (a quien, por cierto, hace meses que no veo), y yo asiento, distraído, mientras me resguardo del...
Se ha publicado

Y ella desgarró el tiempo

Álvaro de Soto

... ha llovido cuando se viaja en el tiempo a través de infinitas partículas odiosas que no dejan de menearse, ardientes, hasta encontrar su lugar en este estruendo de ceniza y sombra. Es esta lluvia, casi tan hermosa como la ceremonia en que baila, la que le empuja a...
Se ha publicado

Tacto de lluvia

Joseba Martínez Gago

... , esperando poder descansar. Julio observa por la ventana cada fina gota, cada lágrima de agua que, mecida por el viento, se choca contra su ventana. Son ya dos semanas sin salir de casa, sin mirar a los ojos a otra persona, sin intercambiar una palabra. Salir afuera se le...
Se ha publicado

Otro día con el coche en el taller

Miguel García-Inés

... ,como siempre ha hecho en esta maldita ciudad y como siempre que tengo que volver del trabajo andando. Es una realidad contra la que no cabe batalla alguna, por fuerza divina siempre que mi coche está en el taller y tengo que andar para volver a casa llueve durante todo el...
Se ha publicado

El bosque vital.

Pedro García García

... , como en toda mi vida. Me encuentro en un bosque rodeado de árboles que me acompañan, que me hablan y me quieren. Pero con el paso del tiempo, algunos de ellos desaparecen talados por un hacha misteriosa que sin piedad va derribando a los más viejos. Veo el hacha de...
Se ha publicado

DEMASIADO TARDE

ARMANDO ARAVENA ARELLANO

... . Se lo había regalado hacía años. Creyó que aquello podría ser la llave de la felicidad. Pero ella nunca quiso tomarlo en serio y sólo - no bien lo hubo observado con cierta desconfianza - lo introdujo en uno de sus cajones, donde compartió el espacio con guantes y...
Se ha publicado

ZAPATONES

Jesús Mollinedo Gómez-Zorrilla

... . Siempre llamaba zapatones a sus amigos. Les decía que no había nada como viajar a la bahía de Long Island y visitar a la familia en una mañana gris, plomiza. Todos nos reíamos de sus chistes. Él asentía. Al fin y al cabo era de New Jersey. Ahora lo comprendo...
Se ha publicado

Sensaciones

Marisa Rodríguez Lamas

... , llueve sobre las calles empedradas de Compostela, con monotonía y con el repiqueteo de las gotas de agua que salpican los charcos. Se escucha el tintineo líquido haciendo eco en los soportales de las rúas, brilla la piedra mojada pisada por los pasos de gente que cruza...
Se ha publicado

Agonía

Rosa Ester Rosana Aldonate

... , hoy contenida en el goteo monótono del suero fisiológico estancado en la cámara, presto a descender por la alargadera de la sonda flexible y en perfusión intravenosa hidratar su cuerpo seco. La lluvia y el goteo, mansos, constantes y sin ganas, como ella. Hace tiempo...
Se ha publicado

EL AMOR Y LA MUERTE.

PILAR REYES GUTIÉRREZ

... . José aprehendía la realidad con sus diez dedos y siempre había tenido más de dos dedos de frente, pero entonces, en la vigilia del sueño, cuando el mundo callaba, la amaba en silencio, con sus más de diez emociones y moldeaba su cuerpo como se amasa el pan,...
Se ha publicado

EL DÍA DEL JUICIO

Delio de Prado

... . Llueve levemente, casi dócilmente, como si fuera la primera vez, como si no hubiera llovido jamás, como si nunca fuera a parar de llover. Pero la gente que habita estas viejas tierras sabe esperar. Nunca llovió que no escampara. Sólo hace falta paciencia. ̶̶ ¿Y...
Se ha publicado

Victoria.

María Mena García

... . Y sabes que ni Van Gogh habría sido capaz de dibujar el caos con tanta perfección. Que ni las melodías de Bach habrían podido hacerte soñar con los recuerdos del futuro que se desdibujaban en el roto cielo. Que ni las profundas declaraciones de Bécquer habrían...
Se ha publicado

ESPEJISMO EN CUBIERTA

Ricardo José Gómez Tovar

... . Y antes llovieron cartas hasta anegar los días que aún no habían sido fechados con lacre, cera derretida al calor del tibio aliento de un recuerdo. Ella regresó en un balandro de primavera sobre aguas perladas, como había prometido. “No temas. Volveré antes de que...
Se ha publicado

Día de Todos los Santos

Francisco García García

... . Siempre llueve el día de Todos los Santos por la mañana, justo a la hora de ir a cumplir con los muertos. En el cementerio unos se mueven raudos, saben dónde van; serán de los asiduos. En cambio otros, regresan indolentes sin haber encontrado su cruz, perdidos entre...
Se ha publicado

La niña de las trenzas rubias

José Carlos Nistal Jarrín

... . Y la niña de las trenzas rubias permanece extasiada ante el escaparate de la librería, eligiendo los cuentos que le gustaría leer. De repente le da un beso a su abuela y sale corriendo hacia la biblioteca de su cole. Hoy la señorita Claudia les va a enseñar a...
Se ha publicado

Otra expedición a Jaune

Javier Angulo Arriaga

... , y el planeta se deshace bajo la sombra sempiterna de los nimbos inmensos de ácido nítrico. A través del suelo transparente de borosilicato de la nave 3Gaúr se adivinan los caudales amarillos que horadan infinitesimalmente la corteza de nuestra cuarta luna. El...
Se ha publicado

La desaparición

Sara Garcés Silva

... . Yo miraba por la ventana de mi cuarto cuando, de repente, vi que un rayo cayó y empezó a llover más rápido y fuerte, entonces me acordé de que mi madre había salido a comprar, fui a avisar a mi padre y a mi hermana, decidimos llamarla, pero no cogía el...
Se ha publicado

Una decisión difícil: mi culo por un bocadillo de jamón

Alba y Pablo Pérez Tejeiro

... ... y yo aquí, en esta cueva, solo, resguardándome de la lluvia y de ese oso que ha dejado todos los árboles del bosque arañados. Me he separado un momento de mis amigos, con los que había salido de excursión, para chatear con el móvil con mi amigo Manuel; pero me...
Se ha publicado

La vida ante el espejo.

Lucía Martínez Conejos

... ... Un día más y todo sigue igual, abro la puerta y de nuevo en mi misma casa, me saluda tristemente el espejo de la entrada. No eres más que un espejo antiguo que ha visto pasar cada uno de mis días desde que nací. Querría darte las gracias por acompañarme en mi...
Se ha publicado

PINTURA CUASI RUPESTRE

JORGE HORACIO NIEVA

... , y el hombre entra a su nueva morada. El ambiente es bastante estrecho. Y poco luminoso. La pintura tampoco lo favorece: un color oscuro, de la gama del marrón. En realidad, se nota que no es un trabajo hecho por un pintor de profesión, ni siquiera por un aficionado. A...
Se ha publicado

El emigrante

Víctor Manuel Bañuls Parra

... , llueve sobre el afligido espíritu de una ciudad que lagrimea por la ausencia de aquel ser que se marcha. Es la lluvia el único alivio que permanece, ese ápice de esperanza que aguarda impávido su regreso, un simple hasta luego, pero finalmente no es nada más que una...
Se ha publicado

Viaje de retorno

Fulgencio Ruiz Bragado

... , por eso el pintor se marcha de esta tierra. Un tren lo lleva hacia el sur, atravesando paisajes brumosos de contornos indefinidos, horizontes ondulados donde agotó su paleta de verdes, hastiado de imaginar en gris con sus pinceles la difusa línea que separa lo sólido y...
Se ha publicado

Libre

Saray Núñez Calvente

... . El tenue parpadeo de la lluvia es el único sonido que se escucha en la gran sala ceremonial, interrumpido tan sólo por unos pequeños pasos, que se detuvieron al llegar a la jaula. Tras escuchar el sonido del cerrojo, el ave abrió los ojos y se escurrió por las...
Se ha publicado

Apocalipsis

Pablo González Rusell

... . Llueve mansamente y sin parar (pienso, mientras paseo por las palaciegas calles de Tui, mi ciudad natal). Todo parecía propicio para este acontecimiento, me acerco a una cafetería y me siento en una fría silla y, mientras me acomodo, la ciudad empieza a arder.
Se ha publicado

Aire nocturno.

David Domínguez Parrilla

... ha llovido en esta parte del mundo. El aroma a tierra mojada me ha despertado en mitad de la noche. Estoy sudando y un leve dolor se ha apoderado de todas mis articulaciones. Un nuevo ataque de tos ha contraído mis músculos y me he sorprendido maldiciendo el día en...
Se ha publicado

La selva

Octavio Pineda

... , como el andar lento de un buey. Así llueve en estas selvas del Chocó, tan densas en vegetación que en algunos pedazos parece de noche siendo de día y tan abundantes en agua de lluvia, pero tan dejadas de la mano de papá dios y del gobierno. Es lo único que nos han...
Se ha publicado

Sirimiri

María Elena Gutiérrez Hernández

... , como pasa el verano para mí, este verano que parece invierno por las lluvias.“Las vacaciones sirven para disfrutar, miles son las opciones a las que podemos acceder…”-versaba así el artículo de una revista del corazón que mantenía entre mis manos, no leí más...
Se ha publicado

Abrir la puerta

Cecilia Ortiz

... . Llueve siempre en mis ojos cuando espero que calme la lluvia afuera. Son retazos de mí que recuerdan otros días de lluvia. La angustia me estremece. No siento más que tirones en la garganta y sin ganas cierro los ojos, me acuesto. Angustia juega a las visitas....
Se ha publicado

Mi amigo Manuel

Juan Carlos Castillo

... . Los escudriño levantando apenas mi cabeza. Están en fila ridículamente quietos. Tienen miedo. Manuel, mi amigo Manuel, aquel que iba a casa tan sólo para saborear los dulces de mamá me ofrece su perfil. Todos lo respetan, o le tienen miedo, que es lo mismo. Y...
Se ha publicado

Amores furtivos

Wendy Danniela Martínez Martín

... y Juan sigue tocando la flauta en la montaña vestida de primavera, porque a sus ovejas la música les endulza el pasto y las anima a subir la empinada cuesta como si flotaran en un mar verde de misterios. La escarpada aldea quedaba allá abajo salpicada de ojos y...
Se ha publicado

El mercado.

Pablo Saldaña Medina

... , y sin embargo no llueve para quienes deambulan por los soportales de la plaza, curioseando los sacos de los puestos de legumbres. Se imita lo que se ve y yo, con el mismo gesto que hacía mi padre, cojo un puñado de alubias y mirándolo fijamente lo dejo irse despacio...
Se ha publicado

Viento del sur

Arturo Otegui Malo

... , al menos la que el joven había conocido. Aún así, le gustaban las gotas que caían del cielo —¿se puede imaginar mayor espectáculo?— brillantes como las cuentas de un collar, que arrastraban la mugre con la escorrentía y mantenían a su padre dentro de la...
Se ha publicado

Jodida lluvia

Francisco Javier Pérez Fernández

... . Otro día cabrón. Qué malos recuerdos me traen los días así. En todas partes hay un tonto; si miras alrededor y no lo ves, ponte en lo peor. Y yo casi nunca lo veo. En mi casa nacimos todos con mala sombra. Se lo cuento. Total, ¿dónde quiere ir con esta...
Se ha publicado

Diluyéndose

Carlos Rodríguez Merino

... , y cada gota que toca el empedrado de la calle le recuerda a Antonio que ha dejado pasar un oportunidad más. Es quizás la última, la más dolorosa, la definitiva, pero, a la vez, la más liberadora y plácida, la que lo llevará al descanso eterno y la etérea...
Se ha publicado

LLUVIA Y LÁGRIMAS

CONCHA FERNÁNDEZ GONZÁLEZ

... . Como llovía aquel día cuando eras niña y todavía no odiabas la lluvia, sino que disfrutabas de ella con la cara vuelta al cielo, intentando atrapar en la boca la humedad que caía. Sabía a mar, a algas, a escamas plateadas y a los besos de tu padre cuando volvía de...
Se ha publicado

UN DESIERTO EN LA LLUVIA

Esperanza Fernández del Río

... , pero hoy esta lluvia me cala. Me sobrepasa cada gota que, de manera incansable, cae sobre el asfalto gris de esta aletargada ciudad. Hoy me he dado cuenta de que ya no formo parte de la silueta famélica de sus enclenques calles y que quisiera ser vomitado fuera de ella....
Se ha publicado

Tres ráfagas.

Rocío García Vicente

... , como todo en mi vida. Tres ráfagas de luz se posan en mi ventana. Una, trae los huracanes del pasado. La elevo con mis manos hacia el cielo. Ya marchó. La segunda trae los miedos del futuro. La beso y la devuelvo al firmamento con mis mejores deseos. Ya...
Se ha publicado

Hermanos

Antonio Fraga Bouza

... , llueve como si no tuviese que pasar nada más. Sentado en mi silla de la cafetería puedo ver cómo se moja toda la plaza, hermosa y sobria, y a la poca gente que la atraviesa. Miro mi reloj después de un sorbo a la taza para comprobar la hora y al levantar la vista...
Se ha publicado

LA VIDA

Mirian Sansone

... , como mi inalterable existencia, desde siempre… ¡Muerte a la mo-no-to-ní-a! Quiero desgarrarla de una vez por todas y huir de aquí sin mirar atrás. ¿Qué necesito? Sólo atreverme. Cerrar los ojos y dar el salto al vacío. ¿Quizás el abismo del futuro me paraliza?...
Se ha publicado

No puede llover eternamente.

Joaquín torregrosa luis

... , como toda su vida. El agua resbala por su pelo largo despeinado, empapado ya desde hace años. Encogida de frío, tirita a las puertas de su casa. La cerradura la observa con mirada ominosa, prometiéndole ofensas, anunciándole fracasos. Llueve mientras ella, temerosa,...
Se ha publicado

Resignación

JOSÉ MARÍA CALVO DE ANDRÉS

... , y este agua cala suavemente hasta lo más hondo del corazón. Mi alma derrotada llora hoy sin la amargura de otros años, con ese sosiego al que la pertinaz resignación ha destinado. No, no es necesario que insistas otra vez. Lo sé. Me previniste hace tiempo, pero mis...
Se ha publicado

Un recuerdo porfiado como vuestra lluvia ancestral

Carlos Ortega Pardo

... , llueve sobre mi sombrero alicaído y sobre maldita mi estampa. ¿Qué me ha traído aquí? Trabajo, dirá alguno. Calado en mi gabardina insuficiente, reniego de los turbios manejos en que me dejé involucrar con esos que llaman Gamuzos. Echado a perder el cigarrillo mal...
Se ha publicado

La espera

Celia Pérez

... . Tras la ventanilla se ve difusa la casa, mientras en el asiento del copiloto asoma el arma descansando bajo el jersey.
Se ha publicado

Así había sido

Gerson Rivero

... , así también la muerte. Así había sido. Toda la vida preguntándome cómo sería; y así había sido, como la vida misma, pero del otro lado. Esto apenas empieza y me pregunto si después vendrá otra muerte. ¿O vendrá otra vida? Y si tendré que pasarme toda esta...
Se ha publicado

“La Orden Secreta”

Diego Muíños Míguez

... . Caen miles de gotas tintineando en el cristal. Mientras, me iba hundiendo poco a poco en mis pensamientos. No lograba comprender lo que me había ocurrido aquella mañana. De repente sonó un grito en la calle y me dispuse a observar lo que sucedía. Me llevé las manos a...
Se ha publicado

LA ESPERA

Ricardo Giraldez

... , sólo que la vida, nuestra vida, no es una y siempre la misma. Cambia el ánimo del corazón con los años y con él cambia también el influjo de todo cuanto nos conmueve. Esa misma lluvia igual a la de siempre y que Juan contempla al través de los cristales humedecidos...
Se ha publicado

Inofensiva como el agua

Victoria Obradors Corujedo

... . No hay premura, sucede a veces, el agua cae sin preocuparse del tiempo, sabe que puede permitírselo porque al final conseguirá su propósito. Distraída la visión, observando el común acontecimiento, pienso en todo lo que ha pasado. Decisiones erróneas motivadas por...
Se ha publicado

Dulce Gracia y la infelicidad consentida

Ana Hernández Camacho

... en Mañoba. El abuelo estuvo junto a la televisión la semana pasada y vio la muerte de un perrito; presenció el entierro también. Quemaron el cuerpo. El polvo que salía fue fabuloso y parecía hablar... Papá abrió la boca y reprendió mi educación. - Oh, es...
Se ha publicado

LLUVIA ROJA

Ana María Guicheff Laurito

... , la vida de Diana. Caminó sin rumbo por las calles empedradas. El agua corría por su joven rostro. La blusa blanca se pegaba a su cuerpo, delineando firmes senos. Soportó atardeceres, noches, amaneceres y días ahogada en una insistente y tediosa lluvia. Lluvia...
Se ha publicado

El pastor

Irene Ibáñez

... , llueve ya durante cuatro días. Cuatro días hace que Fernando Lara saca a pastar el ganado bajo la lluvia, bajo la incesante lluvia. Dirige a las ovejas como le enseñó su padre. Primero abre la verja de madera, podrida por el paso de los años. Las zurra con un palo...
Se ha publicado

Dentro, fuera

Alberto Asensi Vendrell

... , como cuando nos obligaba (¡bendita obligación!) a quedarnos en casa, y nos aburríamos tan juntos que era imposible imaginar la vida sin el otro. Y ahora llueve, igual, pero me empapa, sin ganas pero hasta los tuétanos, porque no tengo paz ni paciencia para permanecer...
Se ha publicado

El regalo misterioso

Elena Fernández

... , no tuve más remedio que refugiarme en aquella tienda misteriosa. Al entrar me fijé en la luz tenue que la alumbraba. Un señor me preguntó qué deseaba y yo le dije que solo me refugiaba de la lluvia. Él, como si no me hubiera escuchado, me llevó a ver un objeto muy...
Se ha publicado

Rodaje con Lolita Lee

F. J. Crespo

... . 19 de Febrero. Planeta Venus. Estación intraatmosférica de rodajes forzados Averroes-Haussmann. Plató Fantaerótico Barbarella. La lluvia sulfúricovenusiana impregna el exterior de forma fulgurante. La iridiscente presión gaseosa causa intolerables...
Se ha publicado

FUGIT IRREPARABILE TEMPUS

EDUARDO BRAVO DOMÍNGUEZ

... ... Llueve con una paciencia infinita que sólo Dios conoce; desde mi ventana lo veo. Parece como si el tiempo se hubiese detenido, pero no es así. El tiempo sabe vengarse porque discurre "lento", pero "rápido" a la vez, como esos hermosos ríos machadianos. Llueve...
Se ha publicado

Rumbo al norte

Marcela Vilas Martínez

... que yo recuerdo. Vuelo bordeando la costa mientras las gotas resbalan por mi cara, pensando que así no me perdería. El camino es desconocido y a la vez familiar. Continúo confiado, mi destino está definido. La lluvia se torna ahora en una fina niebla que difumina la...
Se ha publicado

Playa sirena

Alexis Manuel Garcia Artiles

... . Nadie podía imaginar que solo unas horas antes, aquel tornado había arrasado con medio pueblo. Don Mateo se sumergió con una cuerda atada a la cintura. Al ver que la cuerda permanecía quieta los pescadores tiraron de ella sacándolo al cabo de ocho minutos eternos....
Se ha publicado

El lago de sus sueños

Joaquín Simón García Cortés

... . Una carretera de montaña. Un lago cubierto por sombras de encinas altas ellas. Detengo el coche a lo lejos, donde no se mezcle con la belleza circundante. No puedo perder la ocasión de soñar junto a aquella maravilla suave y cristalina. Me acerco con sigilo. Con...
Se ha publicado

Te veo volver

Ramón Vásquez

... detrás del mostrador, irguiendo mi mejor rostro, con fingida gallardía, aún en los tiempos más dolorosos. Las gotas que recorren las ventanas te traen de nuevo: con la mirada extraviada en un horizonte brumoso, te veo llegar de la escuela con una rodilla herida y una...
Se ha publicado

Imperdonable

Gracia Aguilar Bañón

... me ha demostrado su amor. La paciencia se acaba, claro; la lluvia, no. Llueve y yo sin paraguas. Como no puede ser de otra forma. Veinte años trabajando, fiel y dedicado, hasta tarde, hasta que hiciera falta. Entregado a un jefe testarudo. Desvivido por una mujer tenaz....
Se ha publicado

El color de las violetas

Francisco Casti Rodríguez Trujillo

... , y su monotonía no impide que Clara vuelva a sentarse en el patio señorial, la perla mimada de la casona de su psicólogo. Miraba alrededor, mostrando la misma admiración que en el primer día. Los balcones exhibían su artesanía en la madera labrada. Reconfortada...
Se ha publicado

Frivolidad temporal

Sergio Casal Figueroa

... , ¿o es que en Galicia ya no sabemos lo que es el "orballo"? No lo sé, es posible que, tras tantas referencias a la meteorología durante el transcurso del día, uno acabe por olvidar hasta la dirección de su casa. La duración del espacio dedicado a “el tiempo” dura...
Se ha publicado

El infierno terrestre

Mª Aránzazu Serantes López

... ... Moucho quedó atrapado por una doble muerte. Con el paso de los años su ser vagaba como un ánima a medio camino entre la realidad y la pesadilla, lo que bien pudiera llamarse infierno terrestre, algo que sólo puede darse cuando un autor ejerce el conocido arte y...
Se ha publicado

El ciclo del agua.

Adrián Peña García

... , al menos, la vida que Alicia recuerda. Desde que era niña le encantaba contemplar la lluvia desde el salón. Las manos apoyadas sobre el radiador y la frente sobre el frío cristal de la ventana. El sonido de las gotas cayendo sobre los diferentes rincones de la calle...
Se ha publicado

LA NOCHE ETERNA

Ángel Silvelo Gabriel

... . La noche eterna se cierne sobre nuestros espíritus como el paso del tiempo lo hace sobre nuestros cuerpos. Atrás quedaron los asesinatos y sus asesinos, las guerras y sus armisticios, los honores y su boato. Nada permanece tras el fuego de los fusiles salvo el silencio...
Se ha publicado

Des perles du pluie

Rosa María Lorente Gil

... . Llueve sobre la casa de Pedro, la de Manuel y también sobre la de Lucía, es lo extraordinario de la lluvia que no tiende a discriminar. Lucía lo sabe y no puede evitar sonreír al pensar que su ropa no será la única que se moje. Mientras corre hacía la terraza y...
Se ha publicado

Escalones y escaleras

josé ramírez barrero

... , vida tras vida, gota tras gota. Y en tanto llueve, un poco para calmar la ansiedad que concita la espera y otro poco para ir preparando el éxodo ineludible hacia cualquiera de los planetas que colman el cielo, Josefo construye escaleras con los fragmentos que le puede...
Se ha publicado

MANOS DE HOMBRE

Toni Zamalaparra

... ... Llueve dócilmente sobre esas dos garras que saben degollar y acariciar. Trajeron corderos al mundo y refrenaron caballos, lanzaron dinamita y plantaron árboles, rescataron heridos y domaron mujeres… Manos de hombre, manos para todo: salvar y matar. Llueve...
Se ha publicado

Aquella melodía de violín

ÁNGEL MANUEL CASTILLO DE LAS PEÑAS

... . Mi cuerpo se va humedeciendo también mansamente, frenético sudor entre las sábanas. Postrado en esta cama siento discurrir las gotas de lluvia zigzagueantes como montadas en un columpio, en aquel columpio en el que ya no puedo echar a volar mis sueños. Sueños que se...
Se ha publicado

Como una chiquilla

Shadia Abdulkadir Rodríguez

... . Alzo la cabeza y abro la boca; bebo lluvia. Bebo agua de un cielo que brilla empapado, mientras mis manos inertes se calientan envueltas en tela. Camino abrazando charcos con los pies, como una chiquilla, vistiendo mis botas con endebles perlas sin color. Cuando al...
Se ha publicado

DE LA MANO DEL MIEDO

José Alfonso Romero P.Seguín

... .Sumido en esa dulce placidez camino confiado, a trechos silbo alegría a fin de conjurar la monotonía que me moja más allá de donde lo hace la lluvia. De pronto, alguien gritó angustiado al otro lado del muro: -Ese viene a por ti. El desgarro del chillido me...
Se ha publicado

A través del cristal

Francisco Pi Martinez

... . Llueve y las personas se afanan, protegiéndose como pueden bajo escuetos paraguas, en llegar. Llegar al otro lado de la calle, a tomar el autobús o, simplemente, a ser algo, pero llegar, al fin y al cabo. Aquella chica parece estudiante. Embutida en un impermeable azul...
Se ha publicado

Gotas, ¿lluvia o lágrimas?

Estefanía García Fuentes

... . Miro cómo cada gota se pega al cristal de la ventana, y yo poso mi mano al otro lado, imaginando cómo sería tocarlas, sentir cada una de ellas sobre mi piel, empapándome por completo. Cierro los ojos, suspiro, y escucho atentamente ese mágico sonido. Noto cómo una...
Se ha publicado

Las últimas gotas de lluvia

Carlos Félix Jiménez Lacima

... , lo que me hace contemplar indolente el verbo caer a través del ventanuco sombrío de mi habitación. Miro a través del cristal, perezoso. Y entonces comprendo que la curiosidad hace tiempo que me abandonó para acudir al mancebo, el que aún puede contagiarse viendo...
Se ha publicado

Fallo en la tercera ley de Newton.

Julia Benito Garrido

... , pero el tiempo no avanza por igual para los que contemplan la lluvia que para los que son mojados por ella. Desde las ventanas, a oscuras, rostros sin ojos observan a las sombras que transcurren por la calle. Cuerpos sin alma, que vagan día tras día bajo la lluvia...
Se ha publicado

UNA PESADILLA DE GUERRA

ALEJANDRO GUSTAVO JESCHKE

... , resignado a mi rutina, abro mi negocio. Dos hombres entran para comprar una varilla de hierro cada uno y comienzan a golpearse salvajemente. Algunos meses más tarde, en una gélida mañana que me recordaba aquella en la que tuve que limpiar la sangre que dejó una...
Se ha publicado

Mañana de nieve y humo.

Catalina Arilla Suárez

... , y sé que mañana comenzará de nieve y humo hasta que terminen de crecer los lirios salvajes y huela de nuevo a canela y aceite. Pero eso será mañana, mientras tanto aquí dura un hoy que parece inabarcable en su silencio y tesón, aunque alrededor de su presencia la...
Se ha publicado

"Es la gripe española, señora"

María del Carmen Camiña Vázquez

... , y la gente se refugia en el calor de su hogar. ¡Qué frío hace! Ese frío que se mete en los huesos, recorre todo tu cuerpo y te hace temblar. Atraída por un casi inaudible quejido entro en una casa. Una mujer joven de rostro cansado, triste e inquieto llora, casi...
Se ha publicado

Calabobo

Sergio Fabián Salinas Sixtos

... . Busco un claro de luz entre las nubes apretadas y negras, el agua empapa mis ojos, me obliga a cerrarlos y a imaginar el calor ausente. Se ha marchado mi familia, hastiados del rumor incesante de la lluvia. Sólo quedo yo aguardando; la muerte viene a mí, con alpargatas...
Se ha publicado

Nacimiento

Elayne Carolina Abreu Cruz

... . Un edificio, un tejado, la lluvia. Me dejó allí, desnuda… y se fue. No me dijo qué hacer. ¡Descuidada cigüeña!
Se ha publicado

El muro

Jose Angel Maneiro Gonzalez

... en el manglar. Migyur, aprovechando una de las levitaciones de su padre, saltó de la barca y subió corriendo como un monito a lo alto de un árbol para ver cuánto quedaba para llegar. Sabía que su destino era el muro, ese muro tan alto que solo conocía por relatos...